Seleccionar página

el Parador de Málaga Gibralfaro, colindando con la  fortaleza o alcázar de Gibralfaro que tiene su origen en los primeros asentamientos fenicios en la zona, un especio mágico para la celebración de una boda.

Su patio empedrado es un escenario perfecto para la celebración de una boda, por sus vistas sobre la ciudad de Málaga y  hacia la bahía, y también por su restaurante considerado uno de los mejores de la red de Paradores, todo esto hacen de este hotel palacio un lugar muy exclusivo para la celebración de una boda.

Agradecer a los novios Katerina y Juan Andrés por elegirnos como sus fotógrafos de boda en Málaga, tuvimos la suerte de ser partícipes de su gran día, una pareja excepcional, simpática, agradables y fotogénica, una suerte para los fotógrafos.

Una boda con un estilo muy particular con aires greco-romanos, con el olivo y comida mediterránea como eje vertebrador de todos los detalles del evento, original , auténtico y estéticamente muy bonito para las fotografías de bodas.